Atardecer en Ópera

|
Me siento en mi balcón a leer. Mi perra duerme, aún mojada del baño que se ha dado en la fuente de la plaza de Oriente. De vez en cuando levanto la vista y observo el movimiento en la calle. Parejas pasean. Un hombre solo cruza la calle mientras lame (cómo me gusta ese verbo) el cucurucho de su helado. Un hombre negro y vestido con un traje hecho como de relates llamativos, cruza en su bicicleta, con un saxofón sujeto entre las piernas. La calle se va silenciando poco a poco. Sigo leyendo. Me llega el olor de un galán de noche. Busco en los balcones cercanos para localizar la planta pero no la encuentro. Sigo leyendo. Al cabo de un rato me despierto sin saber muy bien dónde estoy. Mi libro se ha caído y está tirado encima de un coche. Bajo corriendo a recuperarlo, y cuando llego, el coche se ha ido, y con él mi libro. Me doy un paseo siguiendo la única dirección posible que ha tenido que seguir el coche, y me lo encuentro. Tumbado sobre la carretera. Aplastado. Caliente. Pero con la postal que hace de marcapáginas ahogada aún en su sitio.

5 comentarios:

lavadora dijo...

Increíble lo del libro . Una vez dejé las llaves de casa encima del techo del coche y dí una vuelta por el barrio ( subidas y bajadas fuertes incluidas ) sin que se cayeran , así que lo de vuestro ejemplar viajero no me sorprende en demasía . Pero lo que me intriga de la hostia es cómo se puede llevar un saxofón en una bici sujeto entre las piernas ...

juanba dijo...

Letras-melancólicas-urbanas las de hoy, o así me llegaron al menos.

=)

Salutes señorita

coco dijo...

Sin duda, un libro apasionante. O estás cansadísima. En cualquier caso: qué preciosidad de post.

edu dijo...

Este debe de ser el primer caso publicado de un libro que trata de hacer crossbooking él solito, y encima casi lo consigue. Suerte que lo atrapaste a tiempo, quién sabe dónde habría acabado si no lo hubieras recuperado, con postal incluída. A mí me ha transmitido calma, una tarde disfrutada, detalles y pausas, como dice coco, preciosos.

eva braun dijo...

guau, gracias. entonces escribo otro. A ver...

Publicar un comentario

pon algo, mujer