Humanidad

|
Todas las mañanas, cuando salgo a la Plaza de Oriente a pasear a mi perra, me cruzo con una chica que suele estar tumbada entre los árboles. En invierno duerme sobre los respiraderos del parking subterráneo de la plaza, buscando el calor. Es extranjera, y está muy enferma, muy ida, su cabeza está muy lejos. La mitad de los días te la encuentras con medio cuerpo desnudo, y siempre hay alguien, un barrendero, un vecino, que la tapa, pero no se puede hacer nada más, es imposible contactar con ella. Muchas veces ha venido el Samur Social a atenderla, se la llevan, pero ella siempre vuelve.

Esta mañana, caminaba hacia el centro de la plaza, medio dormida, con mi perra, nerviosa por una reunión que tenía. Hasta que he visto a una empleada del ayuntamiento, con su mono verde cuyas letras, "parques y jardines" brillan cuando se mueve, regañando a unos japoneses que le hacían fotos a la chica, a su cuerpo dormido y medio descubierto. Les ha echado gritando: "pero qué falta de dignidad, diosmío, ¡es que no tienen estos putos turistas una pizca de humanidad!".

5 comentarios:

Señorita Puri dijo...

Es verdad, que apaguen el flash por lo menos.

edu dijo...

Vaya m, si es cierta la historia.

Iconoplasta dijo...

Ole por parques y jardines. Ole.

almu dijo...

pues sí, ole y ole

Coatl dijo...

Cierto, podría ser modelo.Es muy linda.

Publicar un comentario

pon algo, mujer