Un mal día multiplicado por tres

|
Ayer el día terminó fatal, así que hoy empezó peor. Y mañana no tiene ninguna pinta de mejorar, más bien al revés. Pero lo peor es que no tengo la conciencia tranquila. Me voy a dar una vuelta con la perra, no vaya a ser ella mi segunda víctima.

4 comentarios:

lavadora dijo...

Lo único bueno de que esté la cosa mal , es que a peor no puede ir mucho más ...

Y sin embargo , cuando todo va de vicio no nos damos cuenta de que algo malo/peor está por llegar ..


En fin , reflexiones que al final no sirven para nada bueno . A la conciencia , pégale un garrotazo .

Que no sufra .

almu dijo...

jajaja

ojalá pudiera extirpármela. Pero un garrotazo no es mala idea tampoco.

Freak dijo...

¿Por qué, qué has hecho? ?Te has cargado al señor? ¿Has tomado otra ruta?

Besos y suerte.

Y por qué no te puede pasar esto con un tiarro? Es decir, con uno que te guste a ti también...

Freak dijo...

Al menos ligas, ¿no?

;) Es broma, para que rías un poco... Besos.

Publicar un comentario

pon algo, mujer